Chiapas-gastronomia

Los sabores de Chiapas, herencia y tradición.

La multiculturalidad de Chiapas hace de su gastronomía, un crisol donde se expresan las herencias milenarias de las culturas precolombinas y la influencia de los conquistadores europeos, pero también las posteriores riquezas de otras culturas. En cada región del estado se vive distinto, se come distinto, se celebra diferente. En Chiapa de Corzo se organiza la “comida grande” durante las fiestas de Enero; los platillos principales son el cochito al horno, cerdo adobado y sazonado, y el tasajo con pepita, carne seca al sol en una espesa salsa de semilla de calabaza. En la región zoque, en el pueblo de Tecpatán, se degusta el conejo en zihuamonte, un guiso hecho con carne de conejo y verduras, y que tiene su origen en las culturas prehispánicas. En la región de los Altos, en San Cristóbal de Las Casas, encontramos una influencia muy marcada de las culturas europeas, con sus jamones y chorizos, que guardan la tradición española. También la tradicional sopa de pan, que se compone de un caldo con verduras, pan y huevo duro. En Comitán hallamos platillos como el Chamorro, la rodilla del cerdo guisada, o la butifarra, un embutido también de tradición española. En la zona de los Lagos de Montebello, nada como disfrutar unas quesadillas hechas al comal, con el queso fresco de la región, y frijoles de la olla. Mientras que en Tuxtla Gutiérrez, la comida tradicional se come en los botaneros, restaurantes bares donde se ofrecen costillitas fritas de cerdo, ensaladas de camarón o la tradicional carraca, la quijada frita del cerdo. No se debe de olvidar las bebidas más famosas, como el delicioso pozol, bebida fría de cacao y maíz, que se consume en todo el estado. Viajes Itzaa le recomienda que en su visita a Chiapas, no deje de probar las delicias que complacen a los paladares locales y extranjeros.